Peumayén, el paladar de la cocina chilena ancestral

SHARE


Te propongo un viaje por Chile, pero sin moverte de tu mesa. Así de simple y sorprendente. Un viaje insuperable que puedes comenzar en el extremo norte y extenderlo hasta el sur en apenas una noche, pero con una salvedad: será a través de una original e inigualable experiencia de lo que es la cocina chilena.

Porque si se trata de la infinita oferta gastronómica de Santiago de Chile, apunta tu mirada al restaurante Peumayén, que enclavado en el barrio bohemio de Bellavista te ofrece una innovadora propuesta de comida ancestral.

Preferentemente de noche, acércate hasta la calle Constitución, donde se ubica este restaurante que en apenas dos años de funcionamiento ya ha sido elegido como el mejor de Sudamérica por traer la experiencia culinaria aborigen de cinco siglos de una manera inmejorable.

Llegarás a las puertas de una antigua estructura ubicada casi en las faldas del cerro San Cristóbal y a pasos de la famosa “Chascona”, la casa del poeta y Nobel chileno Pablo Neruda. Al entrar comenzarás el viaje en el “lugar soñado”, el significado en lengua mapuche de Peumayén.

Por tu paladar desfilará el “menú” que en tiempos precolombinos y hasta hoy elaboran las comunidades aborígenes mapuches, huilliches, aymaras y pascuenses, pero con el toque que el chef Juan Manuel Pena le ha dado a esta cocina chilena.

Sentado en alguno de los rincones del lugar, el diseño del restaurante te invita a disfrutar. Madera reciclada, mimbre, ladrillo, tejidos indígenas y vigas al desnudo, junto con música ambiental étnica, como cánticos mapuches, diabladas, bals nortinos, todos grabados en vivo, te envuelven desde un principio.

Los alimentos se sirven en piedra laja sin trabajar o de greda, cuando corresponda según la comida. No te confundas, porque pese a lo aparentemente rústico de la propuesta, no verás servilletas de papel (en su lugar están las de tela con motivos indígenas).

La cocina la verás impecable, a pesar de lo artesanal de los elementos con los que trabaja el equipo del chef: morteros de piedra de todos los tamaños, sal supergruesa, maíz, cochayuyo y ajíes.

Los platos, en madera rectangular o piedra, son únicos no sólo por la presentación, sino por la originalidad de la propuesta, que incluye el catuto, chapalele, chochoca, milcao, poe, mucuna, cahuello, karapurca o millokin, todos nombres aborígenes de los que se ha apropiado la cocina chilena de Peumayén.

En el menú, al conejo se suma las aceitunas de Azapa, las mollejas de papas y espinaca, el paté de lengua y la miel de ulmo. También el achwal, el chancho, las algarrobinas con legumbres, el cancato de pejerrey y habas, los fritos de cabrito, el olluco, el huacatay, locoto y camote, así como la chochoca, el quelén, el estofado de rabo y lawa de quinua.

La carne de llamo, chuleta principalmente, la mandan de la fronteriza ciudad de Arica. Desde Isla de Pascua llegan encomiendas con piscis a la parrilla, poe y trozos de piña sellados con hielo que deben ir del restaurante a buscar puntualmente cada cierto tiempo para no romper la cadena de frío.

Y las sopresas de Peumayén que vivirás pueden abarcar desde la carne de caballo (“cahuello” en lengua mapudungún), ensalada de algas (“cochayuyo”) hasta la ya famosa panera del restaurante, que abarca una muestra de distintos pancitos originarios de norte a sur, pasando por Isla de Pascua y Chiloé, como fritos de poroto, plátano, quinoa y papa, que puedes acompañar con una salsa de merquén ahumado.

Como ves, irás de norte a sur de Chile viajando a través de tu paladar, que probará la deliciosa cocina chilena hecha desde el origen.

Peumayén

136 Constitución Santiago Región Metropolitana de Santiago

56222473060

Get Directions
[gmw_results]

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -