La Casa de Pablo Neruda: una Joya en la Ruta del Litoral de los Poetas

SHARE


Entre la infinidad de formas para conocer un país, en el caso de Chile hay una alternativa incomparable: la ruta literaria por el litoral de los poetas; este recorrido cuenta con una parada única: la casa de Pablo Neruda en Isla Negra, donde el Nobel chileno vivió muchos años, y que ahora está convertida en un museo. Porque en Chile, si hay algo que vas a encontrar hasta debajo de las piedras son poetas, que, cobijados en distintos balnearios de la zona central del país, dieron rienda suelta a su imaginación.

Antes de llegar a la casa de Pablo Neruda, la primera parada es una visita al balneario de Cartagena, un pueblito costero del litoral central que en el pasado fue uno de los sitios de descanso de la aristocracia chilena y hoy es uno de los lugares más populares para veranear. Desde Santiago–si no vas en bus, lo que es perfectamente posible–debes tomar la ruta 78, también llamada Autopista del Sol; durante el recorrido podrás hacer una parada en Pomaire, para admirar el trabajo en barro de los artesanos.

Una vez en Cartagena, puedes disfrutar de su arena negra y pasear por las casas de madera multicolores. Un camino de tierra, por la ladera de una quebrada, te conduce hasta el museo de Vicente Huidobro–uno de los poetas más importantes de Chile–, donde podrás conocer su vida y obra; allí te contarán, por ejemplo, acerca de su viaje en 1916 a Europa, donde, eventualmente, se codearía con artistas e intelectuales de la talla de Guillaume Apollinaire, André Breton, Pablo Picasso, Joan Miró y Miguel de Unamuno. Murió el 2 de enero de 1948 en su casa de Cartagena. Su tumba se puede visitar en una colina cercana; allí te podrás dar el lujo de leer personalmente su epitafio, que reza: “Aquí yace el poeta Vicente Huidobro, abrid la tumba, al fondo de esta tumba se ve el mar”.

Luego, enfila por la carretera G-98-F, que va junto a la costa, para admirar otros balnearios como San Sebastián, Costa Azul, Las Cruces, El Tabito, El Tabo en Isla Negra, Punta de Tralca, El Quisco y Algarrobo. Puedes detenerte en Las Cruces; allí, de repente te topas con el centenario poeta Nicanor Parra y su Volkswagen blanco.

La casa de Pablo Neruda está en el corazón de Isla Negra. Antes de llegar puedes visitar las ferias de artesanía y caminar por la playa, para ver cómo rompen las olas de un océano Pacífico poderoso. El clímax del recorrido, no obstante, es la visita a la vivienda donde residió Neruda; allí puedes subir hasta la mismísima habitación del poeta, así como entrar al cuarto donde habitualmente escribía.

Sin embargo, lo que te robará la atención son las colecciones. Entre las que te sorprenderán están los mascarones de proa, veleros en miniatura, barcos dentro de botellas, caracolas marinas, dientes de cachalote, botellas, máscaras, zapatos antiguos y pipas. A más de uno le será aquí inevitable recordar los versos del poeta: “Compañeros, enterradme en Isla Negra, frente al mar que conozco, a cada área rugosa de piedras y de olas que mis ojos perdidos no volverán a ver…”. El cuerpo de Neruda yace, en efecto, en esos terrenos.

Una experiencia de poetas en una tierra mágica, que parece exhalar un soneto con cada ola y un verso en cada brisa.

  • Museo Vicente Huidobro

    Calle Vicente Huidobro sin número, Cartagena

    56 35 244 0091

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -