Casona de la Viña Concha y Toro: Vino Chileno con Historia y Tradición

SHARE


Al visitar la viña Concha y Toro todavía se siente la presencia de su fundador, el famoso don Melchor, como si estuviese caminando por los pasillos. Además de ser la cuna de la producción vitivinícola en Chile, el lugar tiene un indudable halo de misterio que envuelve también el parque natural de 23 hectáreas y la casona de 22 habitaciones que acompañan el terreno.

Cuenta la historia que con el casamiento de Emiliana Subercaseaux y don Melchor, el destino del lugar cambió. Don Melchor decidió entonces empezar a elaborar sus propios vinos, con la ayuda de expertos franceses, para amenizar las visitas de amigos y conocidos. Y así, lo que partió como un hobby en el patio de la casa, se convirtió en un negocio familiar que hoy ya mueve más de mil millones de dólares al año bajo el nombre de viña Concha y Toro.

Llegar al lugar es muy fácil: toma el metro hasta la Estación Las Mercedes y luego un taxi o metrobús a la viña. Al llegar, te encontrarás con una casona que data del año 1875, y a cuya construcción se añadió la de una cava para guardar los vinos. Hoy, esa bodega se mantiene intacta y allí se guardan los más exclusivos vinos. Uno de los más famosos de la viña Concha y Toro es el conocido como “Casillero del Diablo”, que debe su nombre al lugar donde don Melchor guardaba sus vinos especiales. ¿Y por qué “del Diablo”? Porque es él quien cuida y protege que nadie robe ninguna de las botellas que se mantienen en el lugar.

Luego de recorrer el parque verás el Jardín de Variedades con 26 tipos de uvas y visitarás una bodega muy moderna. Desde allí bajarás 4 metros para llegar a la bodega original, cuya temperatura promedio se mantiene naturalmente a 10 grados Celsius. Una vez adentro, con las puertas cerradas, conocerás más detalles de la historia del famoso “Casillero del Diablo”. ¿Intrigado? Muy bien, porque allá te lo contarán todo.

Si te da sed no te preocupes. Durante el recorrido tradicional podrás degustar tres tipos de vino. Te pasarán una copa para que saborees e identifiques las cualidades de los tintos y blancos, con sus aromas y texturas. Si quieres aún más, puedes optar por una visita que tiene como nombre “Marqués de Concha y Toro”, que culmina con una cata adicional y la degustación de una tabla de quesos, a cargo de un sommelier. Una vez terminado el recorrido puedes visitar la tienda de recuerdos y, por supuesto, la de de vinos. Allí hay algunos exclusivos que no encontrarás en ningún otro almacén ni supermercado, como, por ejemplo, ediciones de más de 30 años, o botellones de 9 litros que bordean el millón de pesos. En total, son más de 500 etiquetas diferentes que produce la viña tanto para Chile como para el mundo.

Casi el 80% de los visitantes son brasileños, les siguen los chilenos y los extranjeros provenientes de Europa y Asia. Por eso los tours se realizan en portugués, español e inglés, con un flujo de 500 personas por día. Al salir de la viña te quedas con una impresión que no solo tiene que ver con el sabor que deja un gran vino, sino también con las vistas que los hermosos paisajes aledaños ofrecen, y con la sensación de saber mucho más acerca de la historia vitivinícola nacional.

Viña Concha y Toro, Chile.

210 Virginia Subercaseaux Pirque Región Metropolitana 9480092

+56 2 24765269

Get Directions
[gmw_results]

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -