Cañón de Autisha: Actividades en Lima de aventura extrema

SHARE


¿Te imaginas descender con cuerda 170 metros a las entrañas de un cañón y encontrar una catarata escondida? Esto parece la secuencia de una película de aventuras pero es real y se trata de hacer rapel en el cañón de Autisha, una de las actividades en Lima con más adrenalina y naturaleza que se puede realizar en solo un día con Puenting Perú.

La aventura comienza con un viaje hacia las montañas de Lima. El trayecto es por carreteras que van subiendo los cerros en zigzag hasta llegar al puente Autisha a 2200 metros sobre el nivel del mar. Te encuentras entre dos grandes montañas sobre el río Santa Eulalia, donde recibes el equipo necesario y las instrucciones de seguridad para realizar el rapel. Es hora de ponerse el arnés, el casco, los guantes y comenzar a practicar la técnica de descenso.

Después del breve entrenamiento, estás listo para la gran aventura. El guía revisa nuevamente tu equipo de seguridad y te asegura al anclaje; llega la hora de la verdad. Miras hacia abajo y solo ves como el cañón se pierde en la oscuridad sin poder ver el final. Tu posición es de espaldas al abismo con las piernas bien estiradas contra la pared de roca, mientras tu mano derecha está en la cuerda para controlar la bajada. El guía te libera del anclaje y comienzas literalmente a caminar por la pared hacia abajo. Bajas lentamente, porque la cuerda pesa y deslizarla cuesta un poco de fuerza de brazos.

Mientras desciendes puedes admirar las imponentes paredes de roca y sentir el viento soplar. Parece que estuvieras descendiendo a las profundidades de la tierra. En el camino te encuentras con otro guía que está colgado a la mitad de la pared, quien te recibe y te asegura para que puedas descansar, tomar unas fotos y luego continuar. A partir de aquí comienza la parte de mayor adrenalina. Se inicia el rapel aéreo, es decir, estás completamente en el aire y tus piernas están muy lejos de la pared, por lo tanto, el descenso se torna más rápido y empiezas a dar algunas vueltas. ¡Tranquilo! Hay un guía abajo esperándote y controlando tu cuerda por seguridad. De pronto escuchas un fuerte sonido de agua y es la señal que el rapel ha terminado. Te encuentras en el fondo del cañón de Autisha. Una vez que el guía te libera de la cuerda puedes explorar la hermosa catarata que esconde el cañón. Si llevas ropa de baño no dudes en bañarte porque a pesar que corre bastante viento y el agua es fría, merece la pena un refrescante chapuzón.

Luego que todo el grupo desciende, se inicia el camino de retorno. Pero, ahí no termina la aventura porque la subida se hace por las escaleras y túneles de la antigua hidroeléctrica que funcionaba hace algunos años ahí; el camino es totalmente oscuro y hasta puedes escuchar a los murciélagos. Tu linterna es la única luz que percibes hasta que sales al valle de Santa Eulalia, donde finalmente te espera una corta caminata bordeando el cerro hasta llegar a la minivan que aguarda por ti para regresar a la ciudad, lo que te indica que haz completado una de las actividades más espectaculares de turismo de aventura en Lima.

Es difícil describir la sensación de satisfacción que se siente al terminar el tour, así como la adrenalina y libertad que experimentas durante el rapel más largo del Perú. ¿Te animas a descender el cañón de Autisha?. Definitivamente, es una de las actividades en Lima más emocionantes y divertidas para los que gustan de las experiencias extremas.

Puenting Perú

330 Avenida del Ejército oficina b-702 Miraflores Lima 15074

987208185

Get Directions
[gmw_results]

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -