Palacio Duhau Park Hyatt: Una estadía palaciega

SHARE


Todos alguna vez quisimos vivir en un palacio rodeados de confort, placer y lujo. Sin dudarlo el Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires es un gran lugar para hacer realidad esta fantasía.

Andando por la Avenida Alvear al 1600, una de las más bellas y cargadas de historias de la ciudad, es imposible pasar por alto la elegancia del período belle-époque del imponente Palacio Duhau. Herencia de la familia que lleva el mismo nombre, en 2006 tras la construcción de un edificio anexo que da a la calle Posadas y la refacción del antiguo palacio pasó a integrar la prestigiosa cadena de hoteles. Al llegar, las escalinatas te llevan a las grandes puertas vidriadas que te invitan a pasar. Ya en el interior vas a apreciar la opulencia con la que se pensó este palacio por sus amplios espacios con pisos de porcelanatos italianos y mármol travertino, material que se repite en las paredes de algunos pasillos que conectan esplédidos salones.

Si vas a pasar la tarde, una buena opción es visitar Los Salones del Piano Nobile dónde funciona el salón de té, famoso por las exquisiteces que ofrece. Sus cómodos sillones, las mesas con sus inmaculados manteles y la platería fina son soñados para tomar el té en buena compañía. Otra opción genial es tomarte un rico café espumante en el balcón aterrazado, ahí podés vivir un momento de relax apreciando el exuberante jardín. En cambio si tu idea de una estadía palaciega es disfrutar una comida gourmet, bajando las escalinatas el Palacio Duhau cuenta con dos restaurantes -Duhau Restaurante & Vinoteca de comida argentina sofisticada y Gioia Restaurante & Terrazas de cocina italiana- que completan la magnífica propuesta gastronómica del hotel. Por último se encuentran el Oak Bar, dónde además de tomar una buena copa se pueden adquirir selectos habanos cubanos y la bodega de exquisitos vinos finos.

Si querés disfrutar aún más podes hospedarte en el hotel, dónde el confort, la calidez y la tecnológía se amalgaman perfectamente dentro de esta magnífica construcción del Siglo XIX. Si bien todas las habitaciones ofrecen servicios de primera calidad y atención personalizada las 24 horas, la que se destaca es la Suite Duhau. Ubicada en el último piso del Palacio es la más amplia y cuenta con una gran terraza privada con vista a los jardines del hotel que la hacen única.

Sin dudas, el Palacio Duhau es un gran lugar para vivir un momento inolvidable ya que a todos los servicios que lo hacen un 5 estrellas: SPA (sauna, hidromasaje, pileta semi-olímpica, servicio de masajes) y GYM se suma una interesante propuesta artística, el Paseo de las artes, una galería en la que mensualmente exponen sus obras destacados artistas argentinos.

Los amantes de la cultura, el diseño y la historia tienen que darse el gusto de una estadía en el Palacio Duhau Park Hyatt y, antes de irse no dejar de visitar otra joya arquitectónica de Recoleta, el Patio Bullrich Shopping. Inicialmente diseñado por el arquitecto inglés Waldorp como casa de remates, en la actualidad es uno de los espacios comerciales más selectos dónde encontrar productos de marcas premium, moda y tendencias.

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -