Disfrutá la mejor comida argentina en los lugares más exclusivos de Buenos Aires

SHARE


A la hora de barajar opciones de comida argentina del mejor nivel las recomendaciones están a la orden del día, especialmente si se trata de elegir uno u otro tipo de plato. Aquí, algunas sugerencias de restaurantes para disfrutar la combinación de sabores porteños.

Elena, el glamoroso restaurante del hotel Four Seasons es una visita obligada en el barrio de Retiro. No podés dejar de probar sus carnes dry aged, añejadas en seco en su cámara de frío, que exhibe sus cortes casi a la entrada del restaurante. Su programa Charcuterie incluye varias tablas para compartir, pero la Selección Elena, para cuatro personas, sigue siendo la elección preferida para quienes buscan la mejor comida argentina, desde el tono elegante y exclusivo del ambiente hasta la explosión de sabores en el paladar. Entre los especiales de esta tabla se encuentran el jamón de pato y la bresaola de Kobe, que podés combinar con un vino con cuerpo y buen balance, como el Malbec Biutiful 2013.

Otro especial de la casa es el cochinillo de su Rotisserie; se sirve los sábados o cualquier otro día si lo pedís con veinticuatro horas de anticipación, y podés degustarlo con un exquisito soufflé de queso trufado. Para este plato, el ‘sommelier’ recomienda el Malbec Carmelo Patti 2009, un vino del enólogo mendocino con el mismo nombre, que empezó a pisar fuerte en la Argentina y en el mundo.

En la misma línea de exclusividad, encontrás El Mercado. Es el restaurante del hotel Faena, en Puerto Madero, ideal para ocasiones especiales y para ir en pareja, por la alta calidad de su comida argentina contemporánea y por lo ecléctico de su ambiente: lujo combinado con un toque de estilo que simula el de las antiguas cantinas de Buenos Aires y de los mercados europeos. Entre los platos de su menú resaltan sus inmejorables empanadas de carne para la entrada, y el vacío cocinado a fuego lento durante doce horas, bajo el calor de sus hornos de barro. Toma una textura tipo estofado que se deshace en la boca pero mantiene todos los sabores, y se acompaña con papas bravas, alioli y sofrito de tomate. ¿El maridaje? Para esta opción, el ‘sommelier’ recomienda al Cabernet Bramare Marchiori Vineyard 2011; con buena estructura, es ideal para limpiar la boca y combinar con el vacío, que es grasoso y aromático.

Y si hablamos de cocina porteña, una visita por Aldo’s resulta obligada. Su carrillera de ternera, maridada en vino y braseada durante cuatro horas, no tiene parangón. La sirven con puré de zanahorias, berro y pistachos, y podés combinarla con un vino que recorra toda la boca, como el Cabernet Sauvignon Manos Negras 2013. Aldo´s ofrece una experiencia inolvidable combinado con una cena gourmet y una carta de vinos de alta gama.

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -