Museo del Romanticismo, un portal al siglo XIX

SHARE


¿Te apetece viajar al siglo XIX? Ahora es posible. No, no han inventado una máquina del tiempo sino que el viaje se hace de una forma cultural y gracias al Museo del Romanticismo. Una vez dentro, sus pinturas, dibujos, mobiliario, fotografías, etc., harán que veas lo que vieron los ojos de los artistas más importantes de la época, que pises los paisajes más emblemáticos o que revivas costumbres muy típicas de esta centuria. Autores como Goya, Madrazo y tantos otros que grabaron sus nombres en el movimiento romántico te están esperando para hacerte vivir una experiencia cultural que llenará tu mente de conocimientos y estimulará tus sentidos.

Siente la abrumadora personalidad de importantes figuras de esta época como el Duque de Rivas, Isabel II o del papa Gregorio Magno. Observando los trazos precisos de Ángel María Cortellini, Francisco de Goya o Federico Madrazo, comprobarás la magnitud de su poder, el lujo que ostentaban o la dedicación que ponían en su vida profesional. Pero hay más: de la mano de Jenaro Pérez Villamil, José Elbo, Francisco Lameyer o Cabral Bejarano, visitarás tierras exóticas y descubrirás los hábitos típicos del siglo XIX.

Como vale más una imagen que mil palabras, no observes solamente pinturas. Deja que tus ojos se deleiten con la colección fotográfica para aprender más sobre la época: división de clases sociales, tipo de vestimenta, costumbres etc. Además entenderás hasta qué punto estaba de evolucionada la fotografía en esta época.

La expresión del dibujo, mediante la viveza de sus colores, te revelerá más detalles sobre la era romántica. Los trabajos de José María Avrial y Flores, Vicente Rodes o del ya mencionado Madrazo se usaron antaño para transmitir cómo era la vida del hombre o dejar para la posteridad el dibujo de monumentos importantes de muchas ciudades. Ahora tú puedes llevar ese pasado a tu mente y verlo tal cual era.

Profundiza en la expresión “vivir como un rey” visitando la colección del mobiliario que perteneció a Fernando VII y a Isabel II. Verás que vivían en un mundo diseñado exclusivamente para ellos y no tenía nada que ver los muebles del ciudadano de a pie: formas firmes, como su estilo de gobernar. Llenos de motivos decorativos realizados con materiales variados y de gran calidad; objetos definidos por la riqueza de los materiales o tapices con los que se buscaba la máxima comodidad para sus altezas.

Tengas la edad que tengas, tú o tus seres queridos, no dejes de participar en las actividades que el Museo del Romanticismo realiza y renueva cada mes para que todo lo que está expuesto en él llegue a todas las personas de una forma amena y sencilla. Para ello, la institución ofrece visitas guiadas, comentarios específicos de piezas, talleres didácticos, conciertos, etc.

¿No crees que cuando acabes de ver las colecciones deberías tomarte un respiro para reflexionar sobre lo que has visto? Hazlo en El Café del Jardín, un establecimiento que ofrece el museo para que puedas rememorar la visita o comentarla con tus acompañantes mientras disfrutas de su variada carta.

Tanto si eres de Madrid como si vienes de visita, el Museo del Romanticismo es un lugar diferente donde descubrir el arte y la cultura de una época apasionante. ¿Todavía no lo conoces? Seguro que ahora te apetecerá visitarlo.

Museo del Romanticismo

13 Calle San Mateo Madrid Comunidad de Madrid 28004

914 481 045

Get Directions
[gmw_results]

Our writers' favourites

X
- Enter Your Location -
- or -